Tipos de departamentos [Elige el que mejor se adecue a ti]

En la actualidad vivir en un departamento es la opción que mucha gente busca ya que se ha vuelto una alternativa funcional igual que una casa. En la ciudad podemos encontrar departamentos que se adecuan a las necesidades de cada persona y sobre todo que son departamentos modernos que sin duda son atractivos para vivir o rentar.

En esta ocasión conocerás las características principales y cómo se distinguen uno de otro y en qué ocasiones podría convenirte más comprar un departamento con base en tus necesidades.

Una de las principales ventajas de un departamento, es que es una vivienda práctica y funcional, y por lo general más económica que una casa convencional. Es perfecto si te encuentras listo para comenzar a construir un patrimonio propio, pero no necesitas tanto espacio ni cuentas con el tiempo y dinero suficiente para realizar el mantenimiento de una vivienda tradicional.

A lo largo del tiempo, las construcciones inmobiliarias se han ido transformando y adaptando a las necesidades de los compradores. Es por esto que, actualmente, existen distintos tipos de departamentos que varían en tamaño, precio y propósito de uso, de los cuales puedes elegir el que mejor te convenga según el estilo de vida al que estés acostumbrado.

A continuación te presentamos los tipos de departamento y las características de cada uno de ellos.

1. Estudio/estudio convertible

Los departamentos tipo estudio, o estudio convertible, son espacios pequeños, con una habitación, baño, cocina y, en ocasiones, una pequeña sala. Este tipo de vivienda no necesita gran mantenimiento y es perfecto para personas que les gusta vivir solas y no suelen pasar demasiado tiempo en su casa. Si es necesario, algunos inmuebles pueden adaptarse con materiales especiales, como triplay o tablaroca, para dividir el lugar, crear más habitaciones y acomodar a más personas si es necesario.

Una de las ventajas de un departamento de este tipo es que, por su tamaño y ubicación, tienen un precio menor a otras viviendas, además de que suelen ser construcciones nuevas, localizadas lejos del centro de las ciudades y con acceso a vías de comunicación y transporte rápidas o casi sin tráfico.

2. Departamento de interés social

Otra buena opción es rentar o comprar un departamento de interés social para quienes cuentan con la posibilidad de conseguir un crédito hipotecario en instituciones como el Infonavit o el Fovissste. Este tipo de inmuebles suelen contar con una o dos habitaciones, cocina, baño y un espacio como sala-comedor. Suelen no ser muy grandes y ubicarse en zonas habitacionales alejadas al centro o en desarrollos habitacionales.

Una de las ventajas de un departamento de estas características es que puede albergar a familias pequeñas o a dos o tres personas interesadas en compartir una vivienda, si este es el caso, utilizar el espacio disponible representa una potencial oportunidad de inversión y ganancia para ti.

A qué nos referimos, si tienes la capacidad de rentar alguna habitación disponible, será de gran ayuda a tu economía, y posiblemente, pagar con facilidad los montos mensuales de una hipoteca inmobiliaria. También, de acuerdo a las necesidades de los habitantes, podrás compartir el pago de los servicios y ahorrar un poco de dinero para utilizarlo como más te convenga.

3. Loft

Una de las principales ventajas de un departamento como este, es que el espacio es amplio y puedes decorar y acomodar tus muebles como más te guste. Su característica principal es que no cuenta con paredes o divisiones que determinen diferentes habitaciones, tan solo es un amplio espacio abierto con las comodidades necesarias al alcance.

Los precios de este tipo de espacios varían de acuerdo al tamaño y ubicación, sin embargo, debido a su condición sin divisiones, no suelen ser departamentos muy elevados y costosos y, además, con los toques y creatividad correctos, se pueden adaptar para compartir gastos y vivienda con otras personas si es necesario.

Un departamento tipo loft es ideal para quienes tampoco gozan de mucho tiempo de arreglar y limpiar un espacio, o para quienes no cuentan con los recursos suficientes para pagar una hipoteca o renta de más del 40% de su salario.

4. Duplex o triplex

Rentar un departamento triplex o duplex garantiza a sus habitantes mucho espacio, y al menos dos o tres plantas para vivir. Estos espacios no suelen ser baratos, pero representan una oportunidad de ganancia para quienes deseen aprovechar las habitaciones y pisos de la construcción.

Suelen ubicarse en edificios con inmuebles parecidos, en el centro de la ciudad o en nuevos desarrollos habitaciones creadas por empresas de construcción. Requieren de más mantenimiento por sus acabados y tipo de construcción, sin embargo, realizando una buena investigación, podrías encontrar un departamento duplex o triplex que se acomode a tus necesidades de tiempo y dinero, especialmente si tienes una familia que cuidar o una carrera profesional que mantener.

Asesora legal por oficio y vocación.
Me gusta escribir artículos en mis ratos libres y colaborar con varias webs y medios de prensa.
Actualmente terminando de cursar el Grado de Derecho en la Universidad Complutense.
Si tienes dudas o necesitas que te ayude, no dudes en escribirme.
Ariadna Martinez Campoy
Ir arriba