¿Es buena opción comprar una casa embargada por el banco? [Pros y contras de adquirirla]

La compra de una vivienda es de las decisiones más importantes que una persona tiene que tomar en su vida. Para la gran mayoría de los mexicanos, se trata de su principal patrimonio. En este escenario existen muchas opciones para adquirir una casa o departamento, desde una propiedad nueva, una usada o incluso hay alternativas de compra de inmuebles que fueron embargadas por bancos a clientes que dejaron de pagar el crédito que contrataron para adquirirlo. A partir de ahí, la institución financiera pone a la venta el inmueble por medio de subastas, adjudicadas a un precio menor a su valor original. El comprador perspicaz aprovechara las gangas inmobiliarias que nacen de semejante procedimiento.

¿Es conveniente comprar casa o departamentos embargados?

Sin duda, el mayor atractivo de adquirir una casa o departamento embargado por un banco es la fuerte reducción que tienen respecto de su precio original. Toma en cuenta que las instituciones financieras buscan deshacerse de ese tipo de propiedades lo más rápido posible, con lo que en muchas ocasiones los rematan para recuperar parte de lo perdido del préstamo que no pudieron reclamar en su totalidad.

Toma en cuenta también que el esfuerzo de los bancos por deshacerse de las viviendas que embargaron, en muchos casos ofrecen crédito a menor plazo y con tasas de interés más bajas. Además, el plazo para vender a crédito este tipo de inmuebles no puede rebasar los 15 años.

No tiene costos extra

Algo que puede ser un motivante para comprar una vivienda que fue embargada es el hecho de que no tiene deudas por pago de impuestos o servicios. El banco que ha tomado en posesión el inmueble, en muchos casos se encargará de dejarla libre de deudas. Sin Embargo, debes revisar en las letras chiquitas de la compra que se incluya esta característica.

Ventajas de adquirir un inmueble embargado

El precio es más bajo: Lo que los bancos quieren es vender la propiedad lo más rápido posible. Las instituciones financieras son conscientes de que no es rentable el mantenimiento de dichas propiedades, razón por la que reducen sus costos. Los precios se rebajan entre un 30% y 50%, momento en el que debes actuar para invertir en estos remates.

Financiación del inmueble:

Otro beneficio del que puedes disfrutar es el que te facilitan algunos bancos, que otorgan hipotecas del 100% del valor de la propiedad. Tal y como se ha mencionado antes, el costo de las viviendas embargadas no es tan elevado, y las instituciones siempre buscan atraer nuevos clientes para adquirir créditos hipotecarios. El préstamo bancario por este tipo de inmueble no puede ser mayor a 15 años. La tasa de intereses moratorios y las mensualidades se verán reducidas en comparación con otro normal.

Es una buena inversión:

Debemos tener en cuenta que el valor de los inmuebles aumenta con el paso de los años dependiendo de su estado. Por lo tanto, si en un futuro quisieras vender la propiedad no sólo recuperarás tu inversión, sino que podrías duplicar tus ganancias.

Facilidad para reformas:

Cuando compras una vivienda embargada tienes la posibilidad de destinar el dinero que no invertiste en la compra en realizar reformas. Puedes adaptar cada habitación de la propiedad a tu gusto, o incluso reparar los desperfectos para que la casa esté en perfectas condiciones. Si esta se encuentra en buen estado, a la larga te será benéfico, ya que obtendrás una mayor suma por la propiedad.

Libre de impuestos:

Los bancos que embargan la casa de un deudor deberán dejarla al corriente del pago de suministros y libre de gravámenes, es decir, de los impuestos que haya generado el anterior dueño. Solo debes corroborar que esta cláusula se encuentre dentro de tu contrato con el banco.

Desventajas de adquirir una vivienda embargada

Un solo pago:

 Una de las desventajas que tiene comprar una casa embargada es que debes realizar el pago de golpe. No hay forma de negociar el precio. Pero recuerda: solicitar un crédito hipotecario al banco, en ese caso, puede ser una solución. Al pagar la suma total, una parte la cubrirá la hipoteca y la otra el comprador.

Ardua competencia:

Los bancos no solo anuncian sus propiedades embargadas desde sus websites. Ten en mente que si hay un número considerable de interesados en una casa, se organiza una subasta con una reñida competencia. Quien ofrezca a la institución la suma que más le convenga, será quien se quede con la propiedad. Deberás evaluar tus posibilidades económicas para que la adquisición no te salga más cara de lo que calculabas. Jamás hagas una oferta mayor a tu presupuesto.

Estado de la propiedad:

Los bancos no siempre están pendientes del estado de la propiedad embargada. Puede ser que necesite más reparaciones de las que pensabas, de forma que todo el proceso resultaría bastante costoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s