¿Quieres cambiar las ventanas de tu casa? [6 consejos para elegir adecuadamente las ventanas de tu hogar]

¿Llevas muchos años con las mismas ventanas y ya están desgastadas o ya no son tan seguras? Es común que esto suele pasar en muchos hogares donde nunca se han cambiado las ventanas desde que se construyó la casa y es recomendable después de algunos años cambiarlas para darle una mejor vista a la fachada y a su vez por materiales más resistentes.

Renovar tus ventanas requiere de un presupuesto considerado. Lo ideal es optar por la mejor inversión en términos de calidad. En cuanto a la estética de las ventanas es un punto importante que se debe pensar con cuidado.

A continuación te daremos unas recomendaciones para que tomes en cuenta al momento de cambiar tus ventanas.

1. Toma en cuenta la luz, el frío y el calor

Así es, las ventanas dejan que la casa se llene de luz, pero también tienen una función fundamental en el aislamiento térmico y acústico del interior. Así que puede que haya llegado el momento de cambiarlas tanto si están en mal estado como si son demasiado antiguas que resultan poco estéticas.

2. Tipos de perfiles para las ventanas

Las ventanas están compuestas de vidrio y perfiles. Existen varios tipos de perfiles: Así que a continuación veremos a detalle cada material que encuentras en las ventanas.

Ventanas de aluminio

Si el aluminio es reputado por ser un buen aislante, también se beneficia de una buena calidad gracias a la inserción entre lado y lado de varillas sintéticas. De esta manera, el aislamiento es prácticamente total. Una de sus grandes ventajas es que es indeformable y puede soportar un cristal demasiado pesado de grandes dimensiones.

Las intemperies no tienen ningún tipo de impacto en las ventanas de aluminio. Por último, el aluminio es fácil de mantener, puesto que con pasar la esponja se limpia perfectamente, además de que existe una amplia paleta de colores posibles.

Ventanas de PVC

El PVC de nueva generación mejora en rigidez, y no es tan frágil como el de antes. El PVC puede resistir sin problemas las inclemencias provocadas por el viento de cierta fuerza. El aire salino no tiene ningún impacto sobre este material, y aguanta bien cualquier tipo de condición climática. En cuanto al aislamiento, el PVC es ideal gracias a su fibra de cristal que compone sus refuerzos. Elegantes y fáciles de mantener, las ventanas de PVC se presentan en una amplia gama de colores y acabados.

Ventanas de madera

La madera, es un material noble, es el que exige un mayor mantenimiento, a pesar de haber sido sometida a diferentes tipos de tratamientos antes de ser colocada. Las ventanas de madera que se hacen hoy en día no se pudren, y resisten bien a la humedad o la presencia de cualquier tipo de insectos o plaga. En cuanto a la calidad del aislamiento térmico y acústico, este material, cálido y natural, es perfecto. Finalmente, la madera se presta a todo tipo de creación, tanto a nivel de las formas como de los colores.

3. Clases de vidrios

A la hora de cambiar las ventanas debes tener en cuenta la combinación de perfil y vidrio, ya que esta es la clave de un buen aislamiento. Y el vidrio ocupa un 80% de la ventana, por lo que escoger uno adecuado es fundamental. Los más usados: doble acristalamiento bajo emisivo (con un aislamiento térmico hasta tres veces superior); acústico (minimizan el ruido); inteligentes (pueden controlar el paso del calor y la luz); o de seguridad.

Cuando es el adecuado, el vidrio de las ventanas puede ayudar en el ahorro de energía, en asegurar un mejor aislamiento térmico y acústico de los interiores y hasta puede aumentar el nivel de seguridad frente a impactos o intentos de robo en una casa.

4. La apertura de la ventana: abatible o corredera

Las ventanas abatibles son una buena opción: aislan muy bien termica y acusticamente. Y su apertura facilita la tarea de limpieza. En cambio, las correderas tienen a su favor que no ocupan espacio al abrirse, “pero no permiten apertura total y aíslan menos, a pesar de ser un poco más caras”

5. ¿Sabes cuál es el puente térmico?

Es aquella zona donde se transmite más fácilmente el calor de una superficie, por ejemplo el aluminio. Por ello, se busca la rotura de puente térmico, que consiste en intercalar un material poco conductor entre la cara externa y la interna de la carpintería de aluminio de la ventana. Así se evita la pérdida de calor y la condensación.

6. Pon ventanas de tejado

Las ventanas de tejado son perfectas para ganar luz y ventilación en el último piso y su instalación es más sencilla de lo que parece. Según el acceso que tengas a ella, deberás poner apertura giratoria, proyectante o lateral. Pueden tener una apertura automática o solar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s