¿Por que Dubai es el número uno actual en el desarrollo inmobiliario?

Dinero, buenas ideas, estrategia inteligente planificación, consistencia, confianza en sus propias fuerzas, mentalidad de llegar a sólo lo mejor… son algunos ingredientes de la receta que llevó a Dubai a autocrearse y desplegarse en el mundo en todo sentido. La economía del Emirato está considerada como la de mayor crecimiento mundial para este año, y en su PIB el componente inmobiliario es el mayor. Para 2010 habrá 50 mil mi-llones de dólares (mdd) en inversiones, que es muy alto comparado con los 5 mil mdd que se invirtieron en los últimos tres años.

El contexto de una sofisticada estrategia bien planificada y ejecutada consistentemente a largo plazo se refleja en la explosión de un mercado inmobiliario que no alcanza a abastecer la demanda. El componente de bienes raíces alcanza 10 por ciento del PIB de 37 mil mdd del Emirato. El perímetro de expansión de Dubai por construcción es de 6.2 por ciento, y hay quienes opinan que este ritmo sólo alcanza a satisfacer la demanda creciente, y que se estabilizará dentro de unos tres años, sobre todo para el mercado de renta inmobiliaria.

Entender a Dubai

“El mayor desafío para los desarrolladores en el futuro inmediato es mantener a tono la oferta con la creciente demanda, particularmente para la vivienda media y espacios comerciales”, dijo Ahmad Al Matrooshi, director para los Emiratos de Emaar Properties, uno de los jugadores de bienes raíces más importantes del mercado dubaitiano. Contrariamente con la creencia popular, el crecimiento económico y demográfico, soportado por las acciones de promoción turística y de inversión, hacen poco probable la sobreoferta de propiedades.

La municipalidad registra un aumento de la población de 12.75 por ciento, y esperan que se doble la población para 2010. Los nacidos en Dubai significan 10 por ciento de sus 1.4 millones de habitantes, tratan de vivir en condominios cerrados, lejos del flujo de turismo, cuyas previsiones proyectan triplicar la cantidad de visitantes anuales para 2010, cuando llegaría a los 15 millones.

La esperada nueva Ley de Propiedad, promulgada en marzo de este año, llevará, indiscutiblemente, al mercado a una escala internacional mucho mayor.

La ley permite a los extranjeros comprar bienes en las áreas determinadas por el Gobernador de Dubai, lo que según especialistas disparó otro aumento del mercado de bienes raíces, que ya estaba en crecimiento, de por lo menos 35 por ciento, en la intención de compra de propiedades.

Esto aparece acompañado del marco legal para que las instituciones internacionales se animen a proveer de mayor financiamiento para compras locales por parte de extranjeros.

Y si a todo esto le sumamos que ante la incertidumbre de la economía internacional y un frágil mercado de valores el resultado obvio es que la inversión inmobiliaria es la alternativa segura.

En Dubai se da el fenómeno de que los precios de las hipotecas sobre una propiedad permanecen intactos, mientras la inflación aumenta el valor de la propiedad y de las rentas.

Según estadísticas de la proveedora de créditos Tamweel, el mercado financiero de la propiedad en el Emirato subiría de 2 mil 300 mdd (2.3 billones en 2005) a 3 mil 600 mdd (3.6 billones) para este 2006.

La familia real diseñó una infraestructura increíble en poco tiempo y están haciendo un trabajo de estimulación muy sólido y exitoso para atraer pasajeros e inversionistas en la región. Inteligentemente, están aprovechando la escalada de precios del petróleo para financiar un crecimiento económico que les permita despegarse de manera independiente en la región, hacia una mayor expansión y diversificación, que inició con servicios basados en turismo, transporte, bienes raíces y finanzas, antes que se acaben sus modestas reservas de oro negro (es el que menos petróleo tiene de toda la Unión de Emiratos Arabes), supuestamente en 2010.

Esta previsión los llevó a cambiar su pensamiento de país de petróleo a país de redes, a partir de reciclar su recurso natural más abundante: la arena.

Y no es metafórico, ya que la arena sirve, incluso, como unidad de medida para sus megaproyectos, por ejemplo, el caso del grupo de islas artificiales privadas The World, que movió mil millones de pies cúbicos de arena.

El emir de la reina

Gran parte de este éxito deriva de la ventaja diferencial de Dubai como eje conector tan estratégico como barato, que lo lleva a ser lugar de escala ideal en viajes de larga distancia, como por ejemplo entre Singapur y Nueva York, Rusia y África, entre otros.

Su posición geográfica inmejorable, con las Américas a un lado y China y Asia en el otro, lo lleva a ser uno de los cinco ejes principales de transporte aire-mar en el mundo, con vínculo directo con más de 140 destinos globales a través de cientos de compañías de transporte aéreo y marítimo.Tanto es así que el gobierno prevé triplicar la capacidad del aeropuerto para resolver el flujo de por lo menos 75 millones de pasajeros por año (ver recuadro “Aeropuertos”). Entonces resulta inteligente y tentadora la propuesta del gobierno: invitar a los pa-sajeros a tomarse un break, prolongando levemente la escala, para disfrutar de la propuesta de lujo en un Dubai cosmopolita y seguro, y de paso hacer algo de compras libres de impuestos.

Como es un punto central, también resulta cómodo considerarlo para unificar reuniones de negocios entre países distantes, con un marco amable y de servicios. Por otro lado, el laxo control sobre sus exportaciones y la poca burocracia en sus puertos, aeropuertos y sus muchas zonas libres de impuestos, hace de Dubai un lugar natural de paso fácil de mercancía hacia Estados Unidos, para lo cual gran cantidad de compañías abren empresas con cara en Dubai. El secreto a voces es que el país compra más de lo que guarda. Más de un cuarto de sus 23 mil millones anuales en importaciones no vinculadas con el petróleo son reexportadas. Además, la seguridad para los inversionistas está garantizada: nada menos que por la protección física de Estados Unidos (supercorredores nucleares basados en el puerto de Jebel Ali) y por la fuerte vinculación de la moneda oficial, el dirham, con el dólar.

Este encastre perfecto entre ubicación geográfica, infraestructura de servicios de transporte de calidad y mentalidad cosmopolita ha sustentado en gran parte el fabuloso empuje del mercado de bienes raíces, basado en un poderoso marketing que atraiga a pasajeros e inversionistas al país.

La mentalidad de la familia real y de los grandes empresarios dubaitíes es lograr llamar la atención con records Guinnes, por ejemplo, desarrollos en islas privadas con formas visibles desde el aire: están en construcción el parque temático Dubailand, con selva y pistas de nieve cubiertas, que se supone doblará el tamaño del Walt Disney World en Orlando, Florida; el edificio Burj Dubai, que será el más alto del planeta, o el Mall Dubai, que será el mall más grande del mundo fuera de Estados Unidos, o el Jelly, que será el primer hotel sumergido. Todo llevado a cabo por los mejores arquitectos, urbanistas, especialistas en parques temáticos, etcétera.

Diversificación internacional

Pero la estrategia de Dubai no es sólo la de diversificarse regionalmente, sino también mundialmente. El Centro Financiero Internacional de Dubai es el nuevo brazo de inversión, que forma parte del poderoso Centro Financiero de los Emiratos. Dubai en particular, entre los siete emiratos de la Unión de Emiratos Árabes, es el que más énfasis e inteligencia ha demostrado en transformarse en socio local e internacional de muchas compañías norteamericanas y europeas en los últimos años. El grupo de empresas de la familia real es un negocio floreciente, respaldado por el gobierno, que incluye bienes raíces, el nuevo centro financiero, varios fondos de inversión y DP World. Con esta última se reflejaron recientemente las ambiciones de expansión mundial de esta familia, cuando intentó tener el control de los puertos más importantes de Estados Unidos.

Al adquirir Peninsular & Oriental Steam Navigation (P&O), operadora de seis puertos estadounidenses, DP World Dubai se convirtió en la controversial protagonista de una batalla legal y mediática, cuyo desenlace fue acordar amistosamente volver a venderla a propietarios estadounidenses, por razones de seguridad nacional.

Otro ejemplo es el fondo de inversión Dubai Holding, propiedad del Emirato de Dubai, que se ha convertido recientemente en el tercer accionista del grupo DaimlerChrysler al adquirir 2 por ciento de su capital por 769 millones de euros (mil mdd), con una participación del banco alemán Deutsche Bank de 10.4 por ciento y del Emirato de Kuwait con 7.2 por ciento.

En el caso de empresas de bienes raíces la estrategia tiende, en general, a la adqui-sición en Occidente (para evitar pérdida de tiempo entre permisos y aprobaciones) y a un desarrollo en Medio Oriente, Asia e India. Las metas de expansión basada en excelencia, precios competitivos y maña llevaron a un crecimiento exponencial de la línea aérea del grupo Emirates Group. Creada en 1985 con dos aviones y una pequeña cobertura local llegó a tener 90 naves que cubren rutas internacionales de larga distancia estratégica en el mundo, y agregará unos 30 aviones en los próximos dos años. Un informe de la correduría Goldman Sachs para 2010 dice que Emirates Group tendrá más asientos de larga distancia que British Airways y Lufthansa. Posicionada en el segmento del súper lujo, según los analistas, para 2012 podría superar en calidad a Singapure Airlines, y hasta podría sobrepasar en popularidad a American Airlines y a British Airways en vuelos de larga distancia.

La empresa ha reportado beneficios para sus accionistas durante los últimos 17 años, y devuelve más de 100 millones de dólares por año en dividendos para los socios.

Vertiginoso crecimiento

Hace 10 años en Dubai había 15 mil habitantes, mar y arena. Años después del vertiginoso crecimiento inmobiliario y de servicios, habitan este milagro de la arquitectura 1.5 millones. Pero lo realmente sorprendente es que se espera que en la siguiente década, una vez que esté consolidado el proyecto urbano, arquitectónico e inmobiliario, haya 15 millones de habitantes.

“Es un modelo que no tiene similitudes con otros en el mundo. Aquí el concepto es lo más grande, lo más imponente, lo más alto, caro y, por supuesto, que dé como resultado iconos”, comentó Arturo Aispuro, miembro del Urban Land Institute y directivo de Reichmann International.A decir de Aispuro, los árabes de los siete emiratos comprendieron que en el futuro la riqueza no provendría del petróleo. Entonces crearon el modelo inmobiliario que hoy es el laboratorio más grande en el mundo del negocio de los bienes raíces. En él pueden verse clusters que reproducen en la ciudad del conocimiento las mejores emulaciones de las universidades más importantes del mundo, o por ejemplo la Marina con el complejo residencial y corporativo más imponente del globo terráqueo.

Desde su perspectiva, el modelo urbano está atrayendo a los potenciales consumidores de todo el mundo. En esa línea están sofisticados compradores norteamericanos, japoneses, europeos, africanos y, por supuesto, los habitantes de los otros seis emiratos que conforman a este país, donde por las condiciones sociopolíticas y bélicas es imposible invertir. Según Aispuro: “Por ejemplo, Dubai se está transformando en el centro regional de medios y productos chinos. E incluso pueden verse reproducciones arquitectónicas inglesas, francesas o alemanas. Por su cercanía con el mercado occidental están globalizados, tienen una enorme capacidad económica.

Entendieron que para poner a Dubai en el mundo tenían que poner al mundo en él, y crearon un cluster que, visto panoramicamente desde un avión, refleja un mapamundi real confirmado de edificaciones imponentes”.

Otro de los retos importantes será, sin duda, la convivencia en el día a día de habitantes con diferentes reglas y creencias. De cualquier forma, desde hoy en el mismo centro comercial pueden verse mujeres cubiertas de pies a cabeza y turistas europeas o americanas descubiertas hasta donde la moda y comodidad del viaje turístico lo permite.

Dubai visto desde el mundo desarrollado

Otra visión importante del movimiento en Dubai es la de Joe Petipa, vicepresidente en la oficina de Toronto de Hemulth, Obatta + Kassabaum (HOK), quien conoce bien el modelo de desarrollo. “Dubai es un mercado excitante con un desarrollo agresivo donde se está construyendo una nueva sociedad con espacios residenciales, comerciales y de oficinas. Y lo están haciendo muy rápidamente. Lo más importante es que no se ha visto lo mejor”, define Petipa. Para este directivo, involucrado en las áreas comercial y de hospitalidad del despacho de arquitectura más grande del mundo, el desafío arquitectónico de los proyectos en esa plaza es el que se relaciona con construir en una zona donde las condiciones ambientales exigen mucho en materia de aire acondicionado. Lo único que puede tapar las imponentes torres y proyectos inmobiliarios en Dubai son las tormentas de arena, que siguen dándose, debido a que esta nueva ciudad se creó en medio del desierto, la arena y los camellos.

“La lección es que quienes construyen, invierten y compran en Dubai saben de su rápido crecimiento, pero sobre todo que la ley inviolable es que aquí todo es posible.”

Esto significa que hay en realidad muy pocos obstáculos, de hecho, dice Petipa, “no hay límites, y las reglas para hacer negocios son claras, y si no existen tienen la habilidad de encontrar el camino”.

El mejor ejemplo de estas palabras es el Proyecto Marina de Dubai, diseñado por la firma, que plantea la comunidad con el más grande desarrollo de frente de agua en el mundo. Diseñado a lo largo de tres kilómetros de canal/Marina, este proyecto cosmopolita tiene una atmósfera con un espíritu libre, e incorporará a 100 mil personas en 10 comunidades. El Plan Maestro provee de una estructura flexible que se desarrollará en los próximos 10 años. La primera de ellas está terminada totalmente, e incluye una mezcla de usos, como residencial, comercial, hotel, oficinas y espacios recreativos.

Esta plataforma inspirada en la tradición veneciana contará con seis torres residenciales que tienen un horizonte que corta la línea del desierto, que no obstruye las vistas a lo largo de la Marina. Su detalle arquitectónico reinterpreta la arquitectura tradicional del Islam, con sus torres que emergen del mercado turístico/recreativo de la región. Esta fase fue desarrollada con el trabajo de 120 mil trabajadores expatriados, que hará posible el ingreso de 120 mil personas a las torres de mil unidades de condominios de lujo y villas residenciales. Petipa cree que hay mucho que aprender de este modelo y que los fenómenos como las burbujas que rondan los mercados inmobiliarios de Estados Unidos o España difícilmente podrán verse en el corto plazo.

Atracciones de clase mundial

Lo que hace sólo dos generaciones era un desierto primitivo hoy es la “Meca” del desarrollo inmobiliario. Las ambiciones del Sheikh Muhammad, o cybersheikh, son que Dubai se transforme en la capital del mundo para 2010. Con el dinero del petróleo y el de los inversionistas extranjeros (ávidos de rápida plusvalía), con investigación, planificación y mercadotecnia…¡ vaya que lo está logrando!

El desarrollo de los bienes raíces ha transformado el desierto de Dubai en un verdadero oasis de clase mundial en todo sentido. Los proyectos y megaproyectos florecen sin límites, con la visión para encajar perfectamente en el plan que tiene el Emirato para el largo plazo: ser el centro del mundo.

Con la visión del despotismo iluminado del príncipe Maktum bin Rashid al-Maktum, Dubai se ha transformado en un icono global del urbanismo imaginario híbrido y quimérico a cuyo tren fueron invitados los miembros más destacados de la elite internacional de especialistas en ingeniería, diseño, entretenimiento, marketing y alta tecnología. Archipiélagos artificiales, ciudades dentro de ciudades, el parque temático más grande, el mall más grande, la torre más alta, el primer proyecto de hotel sumergido en el mundo, entre otros, tienen en común que buscan marcar records mundiales en su categoría, y por docenas. El arquitecto George Katodrytis dice que hay una nueva tendencia de las nuevas ciudades creadas y recreadas, bajo cuyos paraguas se pone a la originaria de estos movimientos, Las Vegas, y a sus seguidoras, Orlando, Hong Kong o Singapur.

Islas a medida

Conscientes de que las prístinas playas con las azules aguas del Golfo Pérsico son su máxima atención, aunque con sus 70 km resulta finita, el gobierno de Dubai encontró la solución perfecta: la creación de desarrollos sobre archipiélagos artificiales, que una vez finalizados albergarán a 500 mil residentes y habrán agregado unos mil 500 km de frente de playa a Dubai.

Los primeros fueron los The Palms, conformando el icono de la desarrolladora Nakheel, con tres diferentes ambientes: en Jumeirah, el primero de los proyectos, en Jebel Ali, el segundo, y el otro que será muchísimo más grande que estos dos. Asimismo, The World, compuesto por 300 islas de arena artificial que serán ocupadas por residencias, centros comerciales y por hoteles cinco estrellas.

El Jumeirah, que ya alberga sus prime-ros residentes (su primera fase fue vendida en cinco días por AED, en 13 mil mdd), cuenta con 50 islas, más de siete mil villas de lujo, e incluirá 500 mil metros cuadrados del hotel temático, parque acuático, mil 500 villas de playa, y 2 mil 200 apartamentos de lujo para vida en la costa.
Entre sus desarrollos se encuentra la torre Jumeirah Lago, que tiene lagos artificiales; su complejo residencial con campos de golf diseñados por Greg Norman, por supuesto, serán de las mejores del mundo.

La empresa de Donald Trump (The Trump Organization) y Nakheel Hotels & Resorts lanzarán una cantidad de propiedades que incluyen el Hotel Trump (The Trump Hotel & Tower Palm Jumeirah) y la Torre Palm Jumeirah, un condohotel de 800 unidades en el tronco de la palma.

Ya que Dubai estaba perfectamente identificado en el mapa del mundo, Nakheel quiso poner el mundo en el mapa de Dubai. Con su desarrollo de 300 islas artificiales, posicionadas estratégicamente para formar parte del desarrollo visualmente más pregnante del planeta: el mapa del mundo en el mar. Para eso entubó tres millones de metros cúbicos de agua de mar bajo suelo marino.

El impresionante archipiélago artificial The World recrea el modelo de las masas de tierra del mundo, en escala, incluyendo ciudades del mundo antiguo.

Otros dos archipiélagos con forma de árbol de palma y rodeados de coloridos corales (Palm Jebel Ali y Palm Jumeirah) tienen la forma de la palma del icono de Nakheel Corporation, la mayor empresa desarrolladora de Dubai, propiedad de la familia del Sheikh gobernante. Las islas contienen desarrollos residenciales de lujo, y en el tronco de la palma hoteles cinco estrellas y outlets.

Un frente de playa de una de las palmas o una isla privada en El Mundo tiene el cachet de una en St. Tropez o Grand Cayman. Y ya empiezan a escucharse nombres de famosos: David Beckham tiene una playa y Rod Stewart la isla de Gran Bretaña.

La torre más alta del mundo

Como parte del proyecto Downtown Dubai, para el cual el gigante Emaar Pro-perties destinó unos 8 mil mdd, se construi-rá la ya famosa Torre Dubai o Burj Dubai, también conocida como la “Nueva Torre de Babel”. Se supone que en 2008 será el edificio más alto del mundo. Con sus 3 mil habitantes, el rascacielos de 900 mdd será uno de los hitos geográficos más distintivos y se supone el desarrollo urbano central de la región del Golfo.

La altura es un secreto para poder mantener el lugar sin que otro proyecto se lo quite (aunque se habla de que llegará a 160 pisos y tendrá 800 metros de alto). El patrón de su base se inspiró en la flor de Hymenocallis, una lila blanca del desierto con seis pétalos combinados con patrones indígenas islámicos.

La torre de vidrio, aluminio y acero, cuyos cimientos llegan 50 metros bajo tierra, es un símbolo brillante de la nueva autoconfianza del boom de Dubai. El arquitecto Adrian Smith, de Chicago (Illinois, Estados Unidos) diseñó el edificio para unir la tradición islámica con la modernidad de la arquitectura occidental. Por ello el partido de una torre que va creciendo con espirales hacia arriba, que simboliza la ascensión hacia los cielos.

El Sheikh Muhammad dice: “Nuestro deck de observación será el más alto del mundo. Tiene un elevador non-stop que transitará los más de 154 pisos, para que los residentes reciban el summun del lujo y -vivan en el cielo-, con mangos frescos cada mañana”.El boulevard de la Torre Burj Dubai tendrá cuatro plazas -cada una con el nombre de los cuatro elementos: agua, viento, fuego y tierra- y llevará al Parque de la Torre, que rodeará el edificio con 15 hectáreas, con cascadas de agua, césped y terrazas con plantas exóticas.

Más y mejor

El edificio contendrá los típicos espacios residenciales de lujo, comerciales, hotel y entretenimiento propios del uso mixto, pero agregará una ciudad dentro de una ciudad, con Old Town -que recreará una ciudad en escala humana con calles al estilo de la vieja Arabia- y el mayor shopping mall del mundo, con más de 810 mil metros cuadrados (9 millones de pies cuadrados) que albergarán tiendas, un complejo residencial y entretenimientos, un mercado árabe (souq), una pista de hielo y un acuario de tres pisos con túneles de vidrio para que el recorrido sea deslizándose.

Pero eso no es todo: 850 mil pies cuadrados para una Isla de la Moda, para la moda media y alta, que le rendirá homenaje a la alta costura y albergará a casi todas las mejores marcas del mundo.

El Dubai Mall, inaugurado en septiembre de 2005, ya fue visitado por más de 30 millones de personas. Con sus 223 mil metros cuadrados (más grande que 50 estadios de futbol), que contienen más de 400 locales, es el mall más grande fuera de América del Norte y está ubicado en el corazón del proyecto urbano Downtown Dubai. Entre sus atracciones se encuentra Ski Dubai, el primer destino de ski bajo techo de Medio Oriente. También cuenta con centros, cada uno de enorme envergadura, como uno de dos plantas dedicadas al entretenimiento familiar llamado “Magic Planet”, además de 14 cines Cinestar, un complejo de arte con teatro de 500 asientos y galería de arte, más 65 locales gastronómicos y dos hoteles cinco estrellas de la cadena Kempisnski que ofrecerán 900 habitaciones.

Ski en el desierto

Ski Dubai es un sorprendente domo de nieve real. Con 22 mil 500 metros cuadrados (equivalente a tres canchas de futbol), 85 metros de alto, cinco pistas de sky de diversos niveles de dificultad y altura, es el tercero más grande del mundo, después de los de Holanda y Alemania, y el único en Medio Oriente.

El emprendimiento se llevó fácilmente la mitad del presupuesto de los mil mdd destinados para el proyecto de Emirates Mall. Se estiman entre 3 mil 500 y 5 mil visitantes diarios.

Mientras a la intemperie la temperatura es de, por lo menos, 30 °C, en el interior se mantienen constantes entre 1 y 2 °C, por lo que los visitantes deben vestirse como si fueran a un centro de ski natural. El domo no pretende competir con los centros de ski tradicionales, pero sí ser una opción de práctica, aprendizaje y recreación de los deportes de nieve.

Tiene una capacidad para albergar a mil 500 visitantes y los niños tienen el Snow Park, con 3 mil metros cuadrados. Es el parque de nieve más grande del mundo. Las atracciones son complementadas por las facilidades gastronómicas y de retail especializado.

El primer hotel sumergido

Para quienes gustan dormir con los peces, Hydropolis, el hotel de lujo sumergido en pleno Golfo Pérsico lo hará posible. La construcción, de 10.8 hectáreas (500 millones de dólares) estará hecha de concreto, acero y plexiglás transparente. Contará con 220 suites 20 metros bajo agua. Joachim Hauser, el arquitecto alemán diseñador del proyecto, e inversionista, declaró que “está seguro de que el proyecto será una sensación internacional e iniciará una nueva era arquitectónica”.

El diseño incluye tres elementos principales unidos: una estación terrestre en la superficie, con forma de ola, el hotel sumergido con forma de medusa, ambos unidos a través de un túnel de 515 metros.

Entre los rasgos particulares se pueden mencionar dos domos translúcidos que albergarán un auditorio y un salón de baile en la superficie, con techo retráctil, y suites con forma de burbujas.

Además, el proyecto contempla todo una exhibición alucinante, conocida como “fuegos artificiales acuáticos”, formada por burbujas de agua, espirales de arena y cuidadas puestas lumínicas.

La construcción cuenta con protección contra submarinos terroristas, misiles y aviones. El proyecto sirvió para el lanzamiento de la empresa desarrolladora Crescent Hydropolis Resorts Plc (CHR), que iniciará la franquicia y construcción de este primer proyecto, para luego seguir en ciudades como Omán, Mónaco, Las Vegas, Río de Janeiro y Qingdao.

Futuro de Dubai en turismo y más

En términos de megaproyectos de turismo y entretenimiento, la escala completa de Dubailand es desafiante, se posiciona como el indiscutido destino de ocio en el mundo.Se desplegará a través de 279 millones de metros cuadrados, atrayendo inversiones por Dh 35 billones para 2020, cuando, completado, albergará a 300 mil residentes y unos 200 mil visitantes diarios. Para este proyecto Dubai Internation Capital compró al Tussaud Group, el mayor operador de atracciones turísticas en Europa, para involucrarlo de manera directa en la creación de Dubailand.

Se ha expandido, respecto al plan original, por lo menos en 50 por ciento, en términos de uso de tierra, valor del proyecto y espectro de trabajo. Es impulsado por las autoridades y ahora a cargo de Dubai Holding. También fueron contratados expertos del Museo de Historia Natural Británico y participaron del diseño del Restless Park, un parque que permite vivir la prehistoria al modo de la película Jurassic Park, con robots animatronics.

Pero las compras se mezclan con el entretenimiento en el Ibn Battuta Mall, el temático más grande de Medio Oriente, basado en las experiencias del legendario explorador árabe que le dio su nombre. Está abierto desde abril de 2005, tiene más de 300 locales y 21 cines IMAX, y ya recibió millones de visitantes en su primer año. Los proyectos faraónicos también se dedican a la información y el intercambio comercial. El Knowledge Village es una comunidad que reunirá a los talentos de la región para seguir acelerando la economía. Por ello, el proyecto de 90 mil metros cuadrados (un millón de pies cuadrados) también se dedicará a proveer la infraestructura necesaria para el desarrollo, la aplicación y la difusión del conocimiento, por lo que el lugar para la educación y el entrenamiento sobre temáticas de interés regional e internacional es muy importante y está previsto que se complemente con otros megaproyectos, como las zonas libres de impuestos y otros dos, piezas clave, como son la Internet City (Ciudad Internet) y Dubai Media City.

Además, el proyecto se ha expandido hacia un megacampus dedicado a universidades, que será completado en 2006, áreas para innovación, e-learning, incubadoras, entre otros, todos con la mejor tecnología disponible.

Entre los planes residenciales, se puede mencionar el desarrollo urbanístico International City, de Nakheel, que acomodará unos 80 mil residentes en diferentes distritos con temáticas internacionales, dedicado básicamente como eje internacional para inversionistas y negociantes.

Allí se localiza para los negociantes del mundo, el recientemente abierto Dragon Mart, que ofrece la mayor exhibición permanente de productos chinos y servicios fuera de China en una estructura con forma de dragón de 1.2 km de largo.

Inspirado por el éxito The Gardens, una comunidad residencial construida en 2003, The Discovery Gardens planea albergar seis comunidades temáticas en sus 2.4 millones de metros cuadrados.

A la sombra de innumerables proyectos impulsados por el gobierno se llevan a cabo planes de otros desarrolladores de los emiratos y del mundo, para las diferentes funciones inmobiliarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s